Miscelánea

En mi libro no hay príncipes azules

No, no los hay, porque no existen. Pero esto no es malo, ¡al contrario! 
Hay hombres de carne y hueso, que sienten, que luchan, que tienen su lado oscuro, que se equivocan, que se levantan. Que aman, que lloran y que follan a veces con amor y otras te empotran con lujuria

No, tampoco hay princesas, hay chicas como tú y yo, guerreras. Que trabajamos duro por hacernos hueco en este mundo de locos, que no dependemos de nadie, ni buscamos una media naranja. Sino alguien que nos haga perder la razón, que nos consuma, que sea cómplice de todos nuestros anhelos y deseos, y ¿por qué no? Que nos dé ese puntito de riesgo y peligro. 

Todas ellas en [Todas las Estaciones de la Madrugada

En Papel, Digital y gratis para KindleUnlimited

Gratis en Digital comprando el papel

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s